jueves, 7 de julio de 2011

Tecnología informática: cuestión de jergas, malas traducciones, etc.
“Cada actividad tiene su jerga, buena para uso interno pero no tanto en lo masivo, léxico incluido”. Así señala un informe sobre smartphones (celulares inteligentes) de Carrier & Asociados, consultoría especializada en tecnología informática (TI)

VIE 01 JUL 2011 | 16:00
Resulta muy habitual en el sector tecnológico –no siempre una industria- “lanzar al mercado términos que para los iniciados son clarísimos, pero no para los legos. No obstante, el problema es que los legos son la mayoría de los usuarios” (decirles consumidores es incorrecto: un celular no se come).
Por consiguiente, “hay dos caminos: evangelizar o cambiar la terminología. En el caso de los celulares, esto ocurre no sólo con smartphone. Ahora se le agrega uno que no por estar en castellano es más comprendido: aplicación”.
Mientras tanto, la actividad se desvela por las “tiendas de aplicaciones” (application shops) y muchos, seducidos por la tecnología, creen que una plataforma es mejor que otra por la cantidad de aplicaciones disponibles. No obstante, la palabra se ha instalado en la jerga del oficio, pero no entre los clientes.
Las paradojas se dan “aun en casos de usuarios que descargan aplicaciones y recién las aprenden luego de haber sido ayudados por alguien. Eso indica que el mundo de las aplicaciones implica mucho de propagación informal, con alta incidencia del boca a boca en su elección y del ejemplo directo a la hora de aprender a descargar”.
Obviamente, desconocer el término no implica que los usuarios no demanden aplicaciones. “Sus categorías mayormente atractivas para todos los segmentos son redes sociales, multimedios, mensajería instantánea, correo electrónico, localización y mapas”. En el caso de adultos, también hay demanda por aplicaciones PIM (contactos, calendario, etc.) y de oficina. Los más jóvenes agregan juegos a su paquete básico.
Que las aplicaciones vengan preinstaladas “es un extra que incentiva explorarlas y usarlas. Mínimamente, se espera que un equipo cuente normalmente con aplicaciones básicas, como Facebook, Twitter y YouTube. Al momento de buscar nuevas aplicaciones, las tiendas de marcas terminales (Blackberry, iPhone, Nokia) o del sistema operativo (caso Android) son las fuentes más popular. En menor medida se descarga de las Web que ofrecen su propia aplicación”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada