miércoles, 20 de julio de 2011

Libros
Brasil dará ayudas para traducir su literatura
JUAN ARIAS - Río de Janeiro - 20/07/2011
Brasil, que ya es una potencia emergente en lo económico, aspira a recibir el mismo título en el ámbito cultural. Para ello no se escatimará dinero público. En la Feria Internacional de Literatura de Paraty, que acaba de ser clausurada, se firmó un acuerdo para "internacionalizar" la literatura brasileña, que destinará 12 millones de reales (cinco millones de euros) para editoriales extranjeras que traduzcan obras brasileñas, aportados por el Ministerio de Cultura y la Fundación de la Biblioteca Nacional.


"Brasil vive un momento especial, con su imagen positiva en el exterior. Por ello queremos aprovechar para que también nuestra literatura sea más conocida en el mundo", afirmó Galeno Amorim, presidente de la Fundación de la Biblioteca Nacional.
Además, este organismo colaborará con el Ministerio de Asuntos Exteriores (Itamarati) para crear una residencia de traductores brasileños que trabajen en el extranjero y otra de traductores españoles que trabajen en Brasil. La ayuda ofrecida a las editoriales que deseen traducir en sus países a autores extranjeros dependerá de la envergadura del libro y podrá alcanzar hasta los 5.700 euros por obra traducida.
Citas con el libro
Brasil, cuya presidenta Dilma Rousseff es una amante de la literatura clásica, del cine y de la música, desea ser conocido no solo por ser el mayor exportador mundial de carne o soja o por sus selvas, sino también por sus valores culturales. En los próximos años, el país será homenajeado en tres importantes ferias internacionales del libro: en Bogotá en 2012, en Fráncfort en 2013 y en Bolonia en 2014. Las autoridades culturales del país quieren que en esas fechas las editoriales extranjeras puedan presentar traducciones de las principales obras de la literatura brasileña. Por ello, a la vista de estas citas, se prevé que las lenguas a las que podrían traducirse obras brasileñas más inmediatamente serán sobre todo el alemán, el español y el italiano.
Sin embargo, según Amorim, que se forjó en el periodismo y era ya un entusiasta promotor de la lectura a través de programas de gobierno antes de dirigir la Fundación de la Biblioteca Nacional, el proyecto prevé que las obras de literatura puedan ser traducidas "al mayor número posible de idiomas".
FUENTE: http://www.elpais.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada